M2

 

Chema Madoz.- Elementos morfológicos

 

Chema Madoz es un verdadero malabarista de las formas. Éste puede ser el elemento morfológico más destacable de sus obras: la forma. En sus fotografías lleva a cabo un juego con objetos cotidianos, modificando alguno ligeramente -a veces-, para crear diferentes formas a partir de ellos. Pone de manifiesto su imaginación e ingenio, y se basa en el lema “no todo es lo que parece”, creando un mundo a partir de objetos que vemos diariamente.


 

En esta fotografía se puede ver el juego formal del que hablaba. Madoz utiliza dos horquillas -abriendo más de lo habitual una de ellas- para representar el ojo de una mujer, del que cae una lágrima. Las coloca sobre un fondo blanco. Logra acercar un sentimiento a nosotros con muy pocos elementos, pero bien orquestados.

 


Éste es otro ejemplo de este juego: con un cartabón recrea el sol, semi oculto en el horizonte.

 


La ausencia de un elemento morfológico también es destacable: Madoz no le atribuye al color ninguna importancia. A pesar de haber realizado otro tipo de obras, es famoso por este tipo de fotografías. En ellas no esta presente ningún color; todo es en blanco y negro o en sepia. Además del tono general de las imágenes, los objetos fotografiados, muchas veces, también son en blanco y negro.

Aunque no utiliza este elemento, se vale de otros para obtener los brillantes resultados que obtiene. Por ejemplo, el tono. El fotógrafo madrileño utiliza estratégicamente las diferentes tonalidades de gris.

 

Esta imagen es un claro ejemplo. El fondo de la imagen es una gradación de gris. Madoz dispone el gris más oscuro para los extremos de la imagen, que se van aclarando hacia el centro. Aquí está la figura. Ésta, al haberse colocado sobre el tono más claro -en el centro de la imagen-, se acerca a nosotros. Interviene la perspectiva, y dicha figura -en primer plano- consigue atraer toda nuestra atención. [en esta imagen también aparece el elemento “línea”: el tronco del árbol]

En sus fotos también aparecen “elementos punto”, que focalizan nuestra atención, haciendo que nuestros ojos vuelvan a ellos, una y otra vez a lo largo de la lectura de la imagen.

 

En esta imagen aparecen muchísimas gotas. Una de ella tiene la forma de una pieza de puzzle. Esta pieza actúa como elemento punto. Está posicionada en el centro de la imagen y además, destaca también por ser el único elemento diferente entre un gran número de elementos “iguales” -gotas distintas, pero todas con formas irregulares: representaciones fieles a la realidad-.

 

Madoz trata el elemento morfológico “línea” en muchas de sus fotografías.

 

 

La siguiente, que muestra parte de dos cucharas, es uno de esos ejemplos. El mango de la cuchara -que actúa como “gota” que cae en la otra- es la línea de la imagen. Esta línea crea una sensación de dinamismo, sentimos que cae esa gota, que pronto estará en la cuchara. Además también guía la vista del observador, crea un recorrido visual que va desde la parte más alta de la imagen hasta el centro -la otra cuchara-,

Por último, me queda analizar las texturas que aparecen en sus fotos. Al realizar las composiciones que fotografía con elementos cotidianos, los objetos tienen texturas propias -reales-.

 

En este ejemplo, se ve perfectamente la textura de la moqueta. [También es un ejemplo claro de línea.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: